Descubrimos el artista que vive en ti y los ciclos de vida de nuestras hortalizas

El artista que vive en mí: Van Gogh

Hoy queremos que saques el artista que vive dentro de ti. Por eso, os queremos hablar del pintor neerlandés Vincent Van Gogh, uno de los principales exponentes del postimpresionismo. ¿Sabías que empezó a pintar a los 27 años y que en sólo 10 años, había pintado más de 900 cuadros? Prefería pintar antes que hacer cualquier otra cosa. De hecho, ahora es muy famoso y uno de los pintores más conocidos del mundo y sus obras cuestan mucho dinero.

Sus flores favoritas eran los girasoles y el amarillo uno de sus colores favoritos porque representaba la vida, la felicidad, el sol, la luz… Van Gogh retrató estas coloridas flores en repetidas ocasiones, con lo que dio origen a dos series: sus Girasoles de París y los Girasoles de Arlés. Aunque tienen una paleta de colores y una composición sorprendentemente diferente, ambas series exploran la fascinación que el pintor sentía hacia estas plantas.

También se hizo muchos autorretratos así mismo: no tenía dinero para pagar a modelos y, además, podía practicar con los colores y su técnica. Aunque a él le gustaba más pintar paisajes. Su obra ‘La noche estrellada’ enamora con sus colores y los movimientos de las pinceladas. Un obra perfecta para conocer su técnica de pinceladas y qué es el Impresionismo.

Después de conocer un poco más a Van Gogh y su estilo, ¿te atreves a sacar el artista que vive dentro de ti? Te proponemos elaborar un collage recortando flores y pegándolas en un jarrón para crear tu propia obra de los Girasoles. ¡Deja volar tu imaginación!

Material:
· Ceras
· Pegamento
· Tijeras
· Papel

¿Conoces el ciclo de cultivo de las hortalizas de tu huerto?

El ciclo de cultivo es el tiempo que transcurre entre la siembra de una semilla hasta la cosecha de la hortaliza. Hoy queremos hablarte de las hortalizas con los ciclos de cultivo más cortos para que puedas disfrutarlas pronto.

Las plantas con ciclos de cultivo cortos son perfectas para los más pequeños, ya que verás los resultados en poco tiempo y eso anima a seguir experimentando y a ampliar el huerto. ¿Cómo son estas hortalizas?

  • No son muy grandes, por lo que no requieren un gran volumen y podemos cultivarlos en recipientes si no disponemos de mucho espacio.
  • Podemos comenzar plantando la semilla en semilleros y después trasplantarlo a su lugar definitivo.
  • Necesitan un sustrato enriquecido con un buen abono orgánico (humus de lombriz, estiércol de caballo, mantillo…), ya que al tener un ciclo corto requieren los nutrientes de inmediato y si los tienen a su disposición su crecimiento será más satisfactorio aún.
  • Estas hortalizas suelen ser de hoja y de raíz.

A continuación, te mostramos algunos ejemplos:

Lechuga: Al mes y medio-dos meses la lechuga tendrá un tamaño suficiente para su cosecha, pero si queremos comenzar a comérnosla antes, a partir del mes del trasplante podemos cortarle las hojas exteriores y hacer ensaladas con ellas.

Espinacas: Les ocurre como a las lechugas, a partir del mes y medio también podemos cortarle las hojas exteriores.

Acelgas: Las acelgas pueden llegar a crecer durante años. En el momento en el que veamos que sus hojas exteriores tienen un tamaño conveniente podemos cortarlas.

Rabanos: El rabanito es muy fácil de cultivar. Desde el mes de su plantación ya podremos cosecharlo.

Remolacha: Esta hortaliza de raíz tarda algo más en ser cosechada pero después de dos meses ya podremos disfrutar de ella.

Guisantes: A partir del mes y medio podemos estar cosechando vainas de guisantes. Estos cultivos, incluso con plantación directa crecen sin problemas.