Descubrimos a valorarnos a nosotros mismos y una receta de galletas irresistible

Yo voy conmigo: aprendemos a valorarnos a nosotros mismos

Yo voy conmigo, de Raquel Diaz Reguera, es una de esas maravillas que tienes que leer sí o sí. La protagonista de esta historia está perdidamente enamorada de un chico que se llama Martín. Sin embargo, Martin parece no saber su existencia y los amigos de ésta, con intención de ayudarla, empiezan a decirle que quizás algo de ella no le gusta a Martín. Lo que empieza como algo inocente se convierte en una negación total de la persona para poder gustarle.

Así, nuestra simpática enamorada se quita las coletas, las gafas, deja de sonreír, se quita las alas… se deshace de todo aquello que la hace única y especial. Por eso, Yo voy conmigo es un libro muy importante para trabajar la autoestima, valorarse a uno mismo tal como es y no dejar que nadie nos haga pensar no somos lo bastante buenos para algo.

Nos explica la importancia del respeto por uno mismo y por los demás, la empatía, el no dejar a nadie de lado… La decisión de nuestra protagonista de ser ella misma cuando ve en lo que se ha convertido es la viva imagen de la victoria de la autoestima ante las presiones sociales, del amor por uno mismo. ¿Te animas a leerlo?

Galletas de almendras con mermelada de moras

Hoy os proponemos una receta de galletas rellenas de mermelada de moras que se os hará la boca agua… Nosotros cuando la hemos visto no nos hemos podido resistir y… ¡ya las hemos hecho! Dicho y hecho, no lo hemos pensado ni un segundo. Os podemos asegurar que están para chuparse los dedos y que es muy muy difícil comerse sólo una. De hecho, estas galletas son una versión de las famosas thumbprints cookies que se rellenan de mermelada de fruta. Una receta de nuestra querida Beingbiotiful.

Para 12 galletas

Para la base:

  • 80g de harina de almendra
  • 4-5 dátiles
  • 2 cucharadas de tahini
  • 60 ml de leche de avena
  • Una pizca de sal
  • Semillas de sésamo

Para la mermelada de moras y chía:

  • 3 dátiles machacados
  • 3-4 cucharadas de agua
  • 200gr de moras
  • Una pizca de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 4 cucharadas de semillas de chía

Elaboración

  • Primero, empieza haciendo la mermelada de moras y chía. Quita el hueso de los dátiles y machácalos con un tenedor. Ponlos en una sartén a fuego medio con un pelín de agua. Deja que se fundan, unos 2-3 minutos. Añade las moras, la vainilla y la sal. Deja cocinar unos 4 minutos, lleva a ebullición. Añade las semillas de chía y baja el fuego. Cocina 2 minutos más y apaga el fuego. Remueve y deja reposar.
  • Enciende el horno a 180ºC y prepara una bandeja de hornear con papel de hornear. Pon la harina de almendra, dátiles, tahini, leche de avena y sal en un procesador de alimentos. Procesa unos segundos hasta tener una textura lisa. Forma una bola.
  • Pon en un bol semillas de sésamo. Forma bolitas de 1-2 cucharadas soperas de masa y úntalas en las semillas de sésamo. Aplástalas ligeramente y forma un agujerito. Repite con toda la masa.
  • Hornea 15 minutos aproximadamente. Deja enfriar. Rellena con 1con la mermelada y ¡a disfrutar!