¿Qué haces estas vacaciones? Descubrimos juntos el mundo en furgo

Loli y Mario, y junto a sus hijas, forman un gran equipo. Son los autores de «Viajando En Furgo» y se consideran unos exploradores del mundo y coleccionistas de experiencias en familia en furgo.

Les encanta contar sus historias para dar el empujón a la gente a viajar en familia y descubrir lo gratificante que es. Nosotros hemos querido conocer sus experiencias y anécdotas de primera mano. Creemos que, con la actual situación postcovid, es una opción perfecta para viajar en familia estas vacaciones.

Ellos ya son unos expertos en esto, pero nos confiesan que durante muchos años tenían la idea en mente de empezar a viajar en furgoneta pero que la gran inversión que se necesitaba les hacía dejarlo para otro momento. «Cuando llegaron las niñas pensamos que sería la mejor manera de viajar con ellas. Así que, nos liamos la manta a la cabeza y pusimos una furgo en nuestras vidas. Y fue todo un acierto. Tener una furgoneta camper es tener casita en la playa o en la montaña, en verano o invierno», explican.

Están encantados con su furgoneta. «Para viajar con niños es ideal. Al final llevas la casa a cuestas con todo lo necesario. Nos da mucha libertad a la hora de planificar un viaje. Casi casi no hace falta ni planearlo. La furgoneta siempre está preparada para cualquier momento. Tan solo necesitamos las ganas para cogerla y hacer kilómetros», afirman.

Sobre la elección de la furgoneta, Loli y Mario nos cuentan que no fue una decisión difícil, tenían bastante claro lo que querían. «Queríamos una furgoneta que ya estuviera equipada, que no fuese demasiado grande para circular como un turismo. La elegida fue una Volkswagen California de segunda mano. Dispone de cocina, nevera, fregadero, dos camas, una en la parte de arriba y otra en los asientos de abajo. Lo único que no dispone es de baño por lo que nosotros añadimos un WC portátil. Pequeña pero con el espacio muy bien aprovechado», argumentan.

A veces, puede parecer complicada la logística para planificar exactamente los sitios que visitar o donde dormir, pero ellos hacen que sea una tarea muy sencilla. «Una vez elegido el destino marcamos los puntos que más nos interesan visitar. También tenemos en cuenta posibles lugares de pernocta. Aunque yendo en furgo los planes los podemos modificar todas las veces que queramos», dicen sonrientes.

Ellos lo tienen muy claro. Cualquier persona que pruebe unos días una furgoneta de este tipo, no querrá deshacerse de ella nunca más. «El problema es que engancha muchísimo y probablemente acabarán con un vehículo de este tipo porque todo son ventajas», sentencian y añaden que lo que más les gusta son «los viajes en familia en sí». «La convivencia en la furgoneta es tan intensa que la vida en familia se intensifica igualmente. Mientras que en casa cada uno tiene sus historias, en la furgo compartimos las 24 horas del día y es genial. Además, poder conocer tantos rincones, lugares, países… a nuestro ritmo es un verdadero lujo», insiste.

Pero la pregunta que nos hacemos los que desconocemos este mundo es muy común. ¿Cuáles son las cosas esenciales para llevar en un viaje por carretera? «Nosotros llevamos una serie de aplicaciones en el móvil que nos ayudan antes y durante el viajes. Tampoco puede faltar un buen botiquín para lo que pueda surgir», comentan.

Las anécdotas en este tipo de viajes tampoco pueden faltar… y es que da tiempo de sobra para tener muchas. «El día que dormíamos en un lugar idílico en el Pirineo francés y de repente empezó a moverse la furgo como si no hubiese un mañana. Nos aventuramos a salir a ver qué pasaba y allí teníamos una vaca rascándose con el porta bicis de la furgo», añaden.

Ya sabes… «historias que son parte de la aventura de viajar en furgo«.

¿Quién se apunta?