Las mejores recetas con las verduras y hortalizas de tu huerto

¿Sabías que durante la primavera es momento de poner en marcha nuestro huerto? Toca preparar la tierra y plantar semillas. Para nosotros, poder participar en el ciclo de vida de lo que comemos es una experiencia genial. Después de ver todo su proceso, cuando te lo comes sabe aún mejor.

¿Quién dice que las verduras y las hortalizas son aburridas? Con la llegada del calor, las verduras y las hortalizas son fundamentales en nuestra dieta. Porque nos aportan infinitos nutrientes e hidratan nuestro cuerpo. No pueden faltar en nuestro día a día. Por eso, para cuando tus hortalizas empiecen a crecer y las puedas cosechar… te proponemos algunas recetas súper refrescantes y sencillas para que prepares unos platos de 10 en un abrir y cerrar de ojos.

¿Te animas?

Ensalada de tomates y albahaca

BOBOLI 092019-F28-2401

Ingredientes:

  • 4 tomates
  • Hojas de albahaca
  • Aceite, sal, pimienta
  • Crema de vinagre balsámico de Módena

Elige los tomates que estén más maduros. Lávalos y córtalos en gajos. Pica la albahaca y échala por encima junto con un chorrito de aceite de oliva virgen y la sal. Dale un toque de sabor con la crema de vinagre balsámico para suavizar el acidez del tomate.

Ensalada de higos

BOBOLI 092019-F28-2418

Ingredientes:

  • 500 gr. de tomate
  • 6 higos frescos
  • 150 gr. de queso mozzarella
  • ½ diente de ajo
  • Rúcula
  • 15 gr. de zumo de limón
  • 7 gr. de miel
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico de Módena
  • 30 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta molida
  • Sal

Lavamos los tomates y los higos. Cortamos los tomates por la mitad, los higos en cuartos y los colocamos en una fuente junto con la mozzarella y la rúcula.

Para hacer la vinagreta, ponemos el ajo, el zumo de limón, la miel, el vinagre, el aceite, la pimienta y la sal y lo mezclamos todo. Ahora sólo queda poner la vinagreta sobre la ensalada y estará lista para servir.

Berenjenas agridulces con pasas y piñones

Las berenjenas agridulces son un plato tradicional del sur de Italia. Su sabor es delicioso y, además, súper refrescante.

Ingredientes:
  • Hojas de menta
  • Aceite de oliva
  • 50 ml de vinagre de manzana
  • 1 diente de ajo
  • 20g de pasas (remojadas 20 minutos)
  • 20g de piñones
  • Sal
  • 500 g de berenjenas

Lava y corta las berenjenas en cubitos, espolvoréalas con sal y deja reposar 1 hora. Después de este tiempo, enjuágalas y sécalas con papel de cocina. Luego, pon abundante aceite en una sartén y fríe las berenjenas hasta que queden doradas. Cuando tengas listas todas las berenjenas, pon un ajo sin pelar en la sartén con un poco de aceite. A continuación, mete en en la sartén las berenjenas y saltea un poco. Añade los piñones tostados y las pasas. Añade el vinagre de manzana y cocina hasta que el liquido haya evaporado completamente. Ahora es el momento de poner un poco de sal y las hojas de menta. ¡Y listos! En un abrir y cerrar de ojos tendrás un plato para chuparse los dedos.