Descubrimos por qué hacemos algunas cosas y un desayuno para chuparse los dedos

Mi amigo extraterrestre: ¿Por qué hacemos algunas cosas?

Esta semana leemos Mi amigo extraterrestre de Rocío Bonilla editado por editorial Beascoa. En este libro conocemos a Tomás, un niño que durante unos días tendrá en su casa a un amigo de intercambio. Este amigo viene de un lugar muy diferente y le plantea muchas preguntas sobre cómo funcionan las cosas… pero Tomás no sabe muy bien qué contestar.

Pero cuando su amigo se marcha, Tomás se vuelve a replantear todas esas preguntas que le había hecho y es él quien comienza a plantearse por qué se hacen las cosas de una manera u otra. ¿Podrá hacer él algo para cambiarlo? Con este cuento, reflexionamos sobre por qué hacemos algunas cosas y nos dejamos llevar por lo que hace la mayoría sin pensar si es correcto o no.

Un desayuno para chuparse los dedos

El otoño acaba de llegar y nosotros ya estamos pensando en hacer recetas con productos típicos de esta temporada. La calabaza es el alimento por excelencia del otoño y nos ofrece infinitas posibilidades para cocinarla.

Por eso, hoy te proponemos una receta, de nuestra querida Beingbiotiful, para chuparte los dedos: Torrijas de calabaza y canela, o como ella las llama, Pain Perdu. Nosotros los haremos con una mezcla de puré de calabaza, huevos, leche vegetal y canela para remojar el pan.

Torrijas de calabaza y canela (Para 5 rebanadas)

  • 2 huevos
  • 115 g de puré de calabaza
  • 1 cuchara de sirope de arce
  • 1/2 cucharita de sal
  • 1 cucharita de canela
  • 180 ml de leche de avena
  1. En una molde rectangular bate los huevos con el puré de calabaza, sirope de arce, sal, canela y leche vegetal.
  2. Calienta una sartén con un poco de mantequilla o aceite de coco. Remoja una rebanada de pan en la «crema», en ambos lados. Presiona de cada lado, para que el pan absorba bien.
  3. Cocina el pan durante 4 minutos de cada lado. Puedes servirlo con rodajas de plátano y yogur si quieres.