Día 24: Descubrimos cómo mantener la atención, aprende a reciclar jugando y un postre súper esponjoso

¡Hola bobolinos! ¿Con qué ánimos nos hemos levantado hoy? ¡Seguro que súper positivos y con mil ganas de hacer nuevas actividades! Tenemos para todos los justos y edades. No nos alargamos más… vamos a ponernos manos a la obra 🙂

1. El libro perfecto para no despegar el culo de la silla

TOPITO BLOG

¿Quieres aprender y pasar un buen rato con Topito Terremoto y sus amigos? Este libro, de Penguin Random House, es perfecto para divertirte y aprender al mismo tiempo. Encuentra las diferencias, busca palabras en las sopas de letras, resuelve los laberintos… Y, por supuesto, dibuja, pega, colorea, pinta, traza y escribe.

Un cuaderno de actividades perfecto para que los niños logren mantener la atención. Con él trabajarás la capacidad de concentración, la atención y la autoestima. ¡Descubre aquello que más te gusta hacer y que hará que te concentres y te quedes quieto en la silla!

Ana Llenas, autora dedicada a dar color a la educación emocional, es la creadora de Topito Terremoto, el protagonista de esta historia sobre la hiperactividad y sobre cómo aprender a canalizar esta desbordante y luminosa energía sin prejuicios y desde el amor, para que los más pequeños empiecen a sentirse bien con ellos mismos.

2. Aprende a reciclar jugando

TIP 24 BLOG

¡Descubre la cara más divertida del reciclaje! Toma nota de estas actividades y juegos con material reciclado para enseñar aprender a reciclar y reutilizar de una forma original:

  • Bolos hechos con botellas de plástico: Es muy sencillo. Sólo necesitaremos varias botellas de plástico del mismo tamaño y pequeños trozos de fieltro o pegatinas para decorarlas. Para construir la bola podemos utilizar papel de plata de envolver bocadillos.
  • Juego de aros: Esta es una de las manualidades recicladas más fáciles de hacer. Sólo necesitamos un rollo de cartón, una base y unos aros hechos con cartón o platos de plástico… ¡Afina tu puntería y a jugar!
  • Tres en raya de chapas: Pintamos seis chapas de negro. Una vez secas, tendremos que pintar una X en tres de ellas, y una O en las otras tres. Para hacer el tablero, cortaremos una cartulina en forma de cuadrado, del tamaño que quieras. Para marcar las casillas utilizaremos cintas decorativas, y pegaremos dos cintas en horizontal y otras dos en vertical.
  • Frisbee con platos desechables: Los discos voladores son una solución simple y muy entretenida. Empezaremos cogiendo dos platos desechables, ya sean de plástico, cartón, o papel. Recortaremos el centro de ambos platos y, una vez cortados, decoraremos los discos con rotuladores. El último paso será pegar los dos platos y lo dejamos secar.
  • Laberinto de canicas: Sólo necesitarás una caja de cartón, pajitas, celo, cola y una canica. El primer paso es dejar las paredes de la caja de cartón a la altura que queremos (unos 3 cm aproximadamente), y después podremos empezar a decorar el interior y exterior de la caja. Con las pajitas haremos la forma del laberinto, así que las cortaremos a los tamaños que queramos e iremos pegándolas al interior de la caja con cola. ¡Ahora solo queda coger la canica y empezar a jugar!

3. Mousse de fresas súper esponjosa

MOUSSE DE FRESAS BLOG

Ahora que el buen tiempo poco a poco se acerca, ¿qué mejor que una mousse de fresas fresquito? Rica, saludable y súper esponjosa. ¡No nos puede gustar más! Además es muy fácil de preparar… la tendrás hecha en un abrir y cerrar de ojos. ¿Te animas?

  • ½ kilo de fresas
  • 250 gr de queso fresco batido
  • 3 o 4 huevos
  • Stevia

Elaboración:⁣

1. Lo primero que hay que hacer es lavar y secar las fresas y trocearlas para después pasar a batirlas hasta conseguir una textura líquida. A continuación, montaremos la nata y las claras al punto de nieve en recipientes diferentes.

2. Cuando tengas listas, hay que mezclar muy despacio la nata montada y el batido de fresas a las claras a punto de nieve. Removemos todo muy delicadamente hasta conseguir una masa homogénea, y con ayuda de un cazo servimos en tazas individuales.

Por último y no menos importante…

PREGUNTA 24 BLOG

Un agujero negro es una región del Universo desde la que nada puede salir y todo lo que se le acerque es absorbido. La fuerza de gravedad de un cuerpo depende de su masa. Si la masa es demasiado grande, su gravedad será tan alta que el cuerpo comenzará a atraer su propia materia. Después de atraerse completamente a sí mismo, continuará succionando todo lo que se le acerque, incluso la luz. En la medida que caiga más materia dentro de un agujero negro, más aumentará su masa y su fuerza de gravedad.

Es un “agujero” porque las cosas pueden caer, pero no salir de él, y negro porque ni siquiera la luz puede escapar.

Danos tu opinión a través de nuestro stories en IG. ¡A ver quién acierta la pregunta! 🙂

Anímate y pon en práctica nuestras propuestas. Súbelas a tu perfil de Instagram o en Stories, etiquétanos con el hashtag #stayathomewithboboli y entra en el sorteo de un cheque regalo por valor de 100€.

Mañana más… y ¡mejor!

Y recuerda… #stayathomewithboboli