3, 2, 1… ¡A vestirse!

11K

Cuando no había niños las mañanas solías empezarlas de manera muy tranquila. Café, leer el periódico, meditar o hacer algo de ejercicio… Luego llegaron los peques y con ellos, la revolución.

Ahora el despertador se ha convertido en el disparo de salida de una carrera para salir de casa y llegar a tiempo al colegio. Y el obstáculo más grande siempre es el mismo: vestirse.

Si esta situación te resulta familiar y tú también te has borrado del gimnasio porque esto ha pasado a ser tu nueva rutina de cardio, te contamos cómo convertirla en una experiencia divertida para todos.

1.- ¿Quién es más rápido?
Te aseguramos que agradecerás estos pequeños momentos y fortalecerán vuestra relación. Las carreras siempre son un juego que gusta mucho a nuestros peques. Motivarlos con una pequeña competición hará que se tomen este momento como un rato divertido

2.- ¿Qué es qué?
Una manera divertida de vestirse y aprender el nombre de las piezas de ropa es jugando a este juego tan conocido. Prepara su conjunto encima de la cama, ve nombrando cada elemento y cuando lo acierten, prémiales.

3.- Animales y colores
Pídeles que encuentren las piezas en su armario que sean de un color o que tengan un animal en concreto dibujado o bordado. En este juego tus peques van a tener bastante libertad de creación, así que déjate sorprender por sus looks de futuros trendsetters.

4.- ¿Qué tiempo hace hoy?
Decidir el look basándonos en el tiempo que hace es una manera de involucrar a tu hijo en esta actividad desde un enfoque distinto. Entendiendo por qué se deben poner ciertas cosas les animará a hacerlo sin remolonear y se sentirán como los mayores e independientes.

5.- Decididlo entre los dos
Tomad cinco minutos la noche anterior para preparar el conjunto que se van a poner y dejadlo listo para que a la mañana siguiente ya no tengáis que pensar en nada. Que ellos se sientan partícipes de la toma de decisiones es algo que siempre nos ayudará a que el momento de vestirse (o cualquier otro) sea más fluido.

Ahora ya sabes algunos trucos para hacer que este momento deje de ser un dolor de cabeza y se convierta en un juego divertido para tus peques. No olvides felicitar todos los pasos, así reforzarás los avances y verás que a la larga las mañanas volverán a ser más tranquilas.

boboliland

Discovery magazine

Close
Copyright© Star Textil 2020
Close