000041

Descubrimos a Zosen Bandido

Zosen Bandido (Buenos Aires, 1978) vive y trabaja en Barcelona. Su primer contacto con la cultura urbana fue con el skate y, posteriormente, el graffiti. Viaja por el mundo pintando murales de pequeño y gran formato, aparte de dar clases y cursos en torno al arte urbano y espacio público. Para la campaña de nuestra colección SS20, Zosen nos ha enseñado las técnicas básicas del graffiti y nos ha ayudado a pintar un súper mural en una casa en las afueras de Barcelona y a descubrir que los más pequeños también pueden ser artistas.

Sus obras lucen en media Europa, Estados Unidos, Canadá, Sudamérica y Japón, donde ha despertado el interés de público, marcas y galerías. Hoy, hemos hablado con él para saber más sobre su vida y profesión. Nos ha confesado por qué de su pasión por el arte, el uso del color y sus sitios preferidos para pintar… ¡No puedes perdértelo!

BOBOLI-092019-F05-0507

  • ¿De pequeño ya soñabas con ser artista?

Cuando eres pequeño no sabes lo que es ser artista… En mi familia la cultura siempre ha estado presente, así que, ahora, podría decir que sí porque cuando era pequeño ya pintaba… Pero lo típico de las películas… no, no tenía una única cosa en mente. Antes de dedicarme a pintar, pasé por el teatro y la televisión.

  • ¿Cómo empezaste a pintar murales?

Antes de empezar, hacía graffitis e iba en skate… una evolución natural en el entorno urbano y, de allí, los graffitis evolucionaron hacia los murales que hago hoy… Empecé a pintar como un juego y, de mantera natural, las instituciones, asociaciones, centros culturales… lo han empezado a valorar. Ya se puede decir que es un arte dentro de las artes contemporáneas.

  • ¿Qué buscas transmitir con tus murales?

Depende del tipo de mural que pinte… Ahora he vuelto de Israel y he pintado en Jerusalén. Con toda la situación que hay ahí, mi mural puede tener un sentido por la paz, el entendimiento y la libertad. Muchas veces, la oportunidad que tenemos los artistas que pintamos en espacios públicos es que la gente lo verá, se lo encontrará… no quiero desaprovechar esa oportunidad. Por eso, en cada mural intento entender lo que sucede en ese territorio para que mi obra aporte algo. Intento conocer el lugar para que forme parte del entorno y que no quede artificial. En zonas deprimidas o que la gente no tiene acceso a la cultura, intento que el mural sea un instrumento de conocimiento. Dar a las personas esas claves a las que no tienen acceso.

BOBOLI-092019-RECURSOS-2920

  • Explícanos la importancia del color en tus obras. ¿Cuáles son los colores que prefieres y por qué?

Es otra arma. El color es mi fuerte nunca fui un buen dibujante. Los colores siempre suelen ser vivos… hay una teoría de la terapia del color, la gente puede codificar las imágenes que hago. Intento trasmitir buenas vibraciones, mi manera de vivir, experiencia alternativa al resto de cómo vive la sociedad…

  • ¿Prefieres pintar solo o acompañado?

Siempre hay un tema de ego en los artistas… cada uno quiere desarrollar sus cosas, pero siempre aprendes trabajando en grupo. El graffiti ha cambiado mucho. Siempre me ha gustado colaborar con otros artistas para aprender y compartir, me lo paso bien pintando con otras personas.

  • ¿Cómo ha sido tu experiencia pintando con niños en nuestra campaña?

Bueno pues… fue un reto. Te aportan mucho pero también te quitan mucha energía. No hay límites. Cuando eres niño no es que todo esté permitido pero se entiende. Mi espíritu en la vida es mantener al niño que llevo dentro, por eso tengo esa conexión con ellos, intento ser un niño grande. Algunos me escribieron para decirme que se lo pasaron muy bien… siempre es un reto divertido porque te lo tomas de una manera muy natural sin querer ser tan perfeccionista… ellos solo piensan en divertirse y pasarlo bien.

BOBOLI-092019-F13-1447

  • ¿En qué lugar del mundo prefieres pintar murales?

Decir uno es muy difícil… he visto mucho mundo pero aún me queda. En cada lugar hay algo, la gente responde diferente según la ciudad. En Latinoamérica me gusta mucho la cercanía de la gente porque intentan saber qué estás haciendo y quieren participar…. En otros países no tanto, no es lo mismo pintar en México que en Japón. Hay muchos países que me gustaría explorar de Asia y África. En Europa está todo muy hecho.

  • ¿Cómo crees que la era digital está transformando el arte?

Se han acortado los tiempos de producción en algunas cosas… En esencia, a mí me gusta dibujar en papel y eso no se tendría que perder… pero hay gente que ya ha aprendido en digital. Tengo ese dilema de haber nacido en analógico… el ritmo que impone esta Era lo sigo pero no me gusta. En el tema del arte tenemos acceso a muchas imágenes y no tenemos tiempo a memorizarlas y entenderlas.

BOBOLI-092019-F32-2604

  • Consideras al graffiti como…

Ha sido mi puerta al mundo de la creación, una herramienta creativa. Una forma de expresión libre. El graffiti ha definido la persona que soy yo hoy en día y mi manera de entender la sociedad. Estoy muy agradecido e intento que todos los niños puedan ver el graffiti como un modelo de expresión y pueda ser su modo de vida.

  • ¿El graffiti sigue siendo graffiti dentro de una galería de arte?

Este es el eterno debate que empezó en los años 80 en Nueva York. Hacerlo desde un lugar privado no es lo mismo… en las galerías lo que se muestra son cosas para vender… el graffiti es salvaje no es un producto… la gente no pinta para vender, sino para expresarse. En una galería cambia su significado.