Descubrimos un experimento sensorial y creativo y qué podemos plantar en otoño

Hielo brillante: actividad sensorial y creativa

Hoy, te presentamos un divertido experimento científico que ¡brilla en la oscuridad! ¿Estás listo para explorar la ciencia del hielo brillante?

El experimento que te traemos hoy… ¡te va a encantar! La diversión está asegurada para conseguir el objetivo final. ¿Te atreves a manipular el hielo para conseguir el resultado deseado? ¡Empezamos!

Materiales:

  • Aceite
  • Bandeja de cubitos de hielo
  • Agua
  • Pintura fluorescente
  • Luz negra

Pasos:

  1. Pon una pequeña cantidad de pintura fluorescente en la bandeja para cubitos. Cubrela con agua caliente y ponla en el congelador.
  2. Ahora coloca en otra bandeja el aceite.
  3. Cuando estén listos, saca los hielos del congelador y colócalos sobre la bandeja del aceite.
  4. Utiliza una luz negra y espera a que los hielos empiecen a deshacerse.

¿Sabes qué pasará? El hielo, a medida que se derrita, irá dejando gotas de agua con las que podrás dibujar formas en la bandeja, ya que al tener diferente densidad, ambos líquidos no se unirán. ¿Increíble, verdad?

Hortalizas y frutas para plantar en otoño

¿Qué podemos plantar en nuestro huerto en otoño para que crezca sin problemas? ¡Hoy lo vamos a descubrir! Con la llegada de una nueva estación es importante saber cómo va a responder la tierra. ¡Atentos!

  • Acelgas: Una de las ventajas de las acelgas es que se pueden plantar durante todo el año pero es mejor evitar los meses con temperaturas más bajas. Dado que se espera un otoño relativamente cálido, puedes aprovechar para sembrar acelgas hasta diciembre. 
  • Ajos: Los ajos se pueden cultivar en otoño, aunque el mes más recomendado para ello es diciembre. Pasados 4 meses podrás recogerlos y disfrutar de ellos.
  • Berenjenas: Los meses de noviembre y diciembre son los indicados para empezar a sembrar berenjenas. Necesita luz pero también calor.
  • Canónigos: Los canónigos necesitan mucha humedad, así que es importante vigilar que su riego es continuo pero no abundante. Tan solo mes y medio después podrás recogerlos y disfrutarlos en una buena ensalada.
  • Cebollas: El otoño es un buen momento para plantar cebollas, siempre que no se esperen lluvias constantes. Al segundo o tercer mes desde su siembra puedes recogerlas. 
  • Espinacas: El exceso de calor puede hacer que las espinacas tengan un sabor muy amargo, por lo que el otoño es la estación ideal para plantarlas, siempre a la sombra y en un terreno húmedo.
  • Guisantes: El guisante tolera perfectamente el frío y las heladas, así que puedes plantarlo durante todo el otoño sin miedo a que el tiempo cambie.
  • Patatas: La patata puede sembrarse durante todo el año siempre que escojamos una variedad adecuada. Lo más recomendable es escoger el mes de diciembre y así hacer una siembra temprana.
  • Zanahorias: En el caso de las zanahorias, puedes plantarlas durante noviembre pero no en diciembre. Recogerás unas zanahorias estupendas tras dos o cuatro meses.