furgoteta 1

Descubrir el mundo viajando en Furgo (I)

Esta temporada nuestro objetivo es demostrarte que viajar por carretera es la mejor manera de descubrir el mundo. Una oportunidad para explorar y descubrir diferentes rincones con tus propias reglas, a tu ritmo y escuchando la música que quieres. En boboli, creemos que lo más importante no es el destino, sino lo que descubres en el camino. ¡Hoy hablamos con los creadores de La Furgoteta!

María y Heber son los editores del blog La Furgoteta y furgoneteros desde hace 15 años. Viajan a bordo de su furgoneta Volkswagen California T5 junto a sus dos hijas Olimpia y Éire, de 3 y 7 años, desde que tenían tres semanas de vida. Según ellos, ser padres no les “ha hecho viajar menos, más bien al contrario”. “Cuando viajamos en furgo (por ejemplo, a Inglaterra, Polonia, Holanda…) somos muy exhaustivos. Nos encanta disfrutar de cada pueblecito con encanto, cada bosque, cada playa, cada museo… Así que aún nos queda muchísimo por descubrir”, aseguran.

furgoteta 2

Pero, cómo decidieron empezar a viajar en furgoneta. ¡Pues eso les venía de familia! “De niños habíamos viajado mucho con nuestros padres a campings en tienda de campaña o caravana, así que la cosa viene de serie. A los 25 años fue el momento de comprar una furgoneta a la que le pusimos una cama y poco más”, explican emocionados. “Necesitábamos un vehículo que nos sirviera para todos los días y que al mismo tiempo nos sirviera para nuestras escapadas y fines de semana. Una furgoneta tiene el tamaño perfecto para ello”, argumentan.

Para ellos, la logística para empezar un viaje en furgoneta junto a sus hijos es muy sencilla. “No nos complicamos demasiado. Tenemos siempre la furgoneta preparada para poder hacer escapadas improvisadas. En la furgo siempre hay comida para varios días, pijamas, sábanas y algo de ropa. Eso hace que no nos dé pereza salir. Si un viernes a las 7 de la tarde nos apetece escaparnos los próximos 3 días, todo está listo”. Dicho y hecho, ¡todo son facilidades!

furgoteta

A la pregunta qué les dirían a las familias que querrían viajar sobre cuatro ruedas y no se lanzan a dar el primer paso, ellos lo tienen clarísimo: “Pues que prueben unos días. Que no lleven demasiadas cosas, porque realmente todo lo que pueden necesitar lo encontrarán a lo largo de la ruta. Los por si acaso en una furgoneta pueden complicarte la escapada. Hay que tener en cuenta que se viaja en un habitáculo pequeño en el que comes y duermes. No puedes llevar mil maletas. Además, no te van a hacer falta”, insisten.

Pero, ¿sabéis qué es lo que más les gusta de viajar en furgoneta?, ¿lo adivinas? ¡La improvisación! “En todos nuestros viajes descubrimos lugares que con otra manera de viajar sería imposible encontrar. Además, si estás en un lugar que no te gusta, te vas. No dependes de reservas ni horarios”, nos dicen convencidos.

20181102_102504

Además, para todos los que se preguntan cómo es la experiencia de viajar con niños sobre cuatro ruedas, María y Heber tienen clara su respuesta. “Para nosotros es una extensión más de nuestra casa. La diferencia es que el patio de juegos es mucho más grande y cada vez que se abre la puerta de la furgoneta es para descubrir algo nuevo: un bosque, un pueblo, un  río… Cada día es una aventura diferente”. ¡No nos puede gustar más escuchar la palabra ‘descubrir’!

Eso sí, tienen claro que para viajar con sus hijos, “no puede faltar música de todo tipo, cuentos y algún muñequito para amenizar los kilómetros”. Y no podíamos olvidarnos de preguntarles por algunas de las anécdotas más divertidas de sus viajes. “El año pasado en Navarra dormimos en lo alto de un puerto y al levantarnos estábamos rodeados de caballos. A veces, durmiendo en algún bosque, se nos han acercado a la furgoneta ciervos, así que nosotros nos quedamos muy quietos dentro mientras les observamos muy cerca”.

Y ahora que ya sabéis quién va al volante de La Furgoteta, os invitamos a acompañarles en la ruta…

¿Os animáis?